Como os anunciábamos queremos agradeceros vuestra confianza durante todos estos años y poder tener un contacto directo con las familias. Desde EnBrazos responderemos durante estas semanas a través de nuestro blog a todas las preguntas que nos enviéis acerca de la crianza de vuestros hijos. Así que comenzamos con una mamá, que nos pedía información para hablar de sexualidad con sus hijos. Esperemos que te sea de ayuda y estaremos encantadas de conocer vuestras opiniones. Aquí os facilitamos su pregunta y la respuesta:

Hola mi pregunta es tengo una nena de 8 años y un nene de 10 años no se como hacer para hablarle de como vinieron al mundo ellos. Me preguntan y a veces desvío la conversación, el nene me pregunta para que sirve los tampones y todavia espera para que le conteste. ¿como hago por favor? Así les explico a los dos ¡¡¡gracias!!!

Hola, en primer lugar me gustaría darte la enhorabuena. Si tus hijos te preguntan nos demuestra que confían en ti y que la relación de comunicación es fluida, por lo que has de sentirte satisfecha. Ten en cuenta que ellos están aprendiendo sobre sexualidad continuamente, sobre lo que dices y “no dices” sobre el tema. Antes de responderte directamente a la pregunta, me gustaría poder hablar un poco del tema para introducirlo.

La sexualidad está presente en el niño desde que nace. No es que tengamos o no sexualidad, es que SOMOS seres sexuados. La sexualidad es la forma en la que cada cual expresa, comunica, siente, intima, da y recibe placer con la palabra y los cinco sentidos de su cuerpo sexuado. Desde el nacimiento, las caricias de mamá, los momentos de intimidad, los besitos van conformando esa relación de apego, de placer, que nos conforma como seres sexuados.

Dependiendo de la edad los niños suelen mostrarse en una etapa u otra:

1) Desde el nacimiento hasta los dos años: la intimidad con papá y mamá le ayuda a conocer sus sensaciones y afectividad. Habitualmente se tocan, juegan con sus genitales y esto forma parte de su desarrollo normal.

2) Dos a cinco años: lo que caracteriza es la curiosidad, fundamentalmente sobre las diferencias entre niños y niñas. Es la época en la que juegan a los médicos y se preguntan sobre la reproducción. Y se interesan por los roles sexuales, “lo que consideran es de niños y niñas”.

3) Desde los seis años a la adolescencia: es una etapa de juegos de exploración sexual y un periodo para fantasear y donde aparecen los enamoramientos. Los niños lo ven desde su perspectiva, no de la nuestra de adultos. Por lo tanto, sus juegos son un “ensayo de relaciones” que no ha de generar alarma en los padres.

Foto niños

Tus hijos aprenderán según las respuestas que les des, “de este tema es mejor no hablar”, “estos temas se callan”… Por tanto, a tu pregunta de cómo responder, podemos decir:

CON NATURALIDAD. Admite tus miedos, conócelos y afróntalos. Hablar de sexualidad a los padres puede generar ciertos miedos o reparos. Cada uno podréis dar la mejor versión de vosotros mismos.

LLAMANDO A CADA COSA POR SU NOMBRE. Comenzando por los genitales. ¿Os habéis dado cuenta de la cantidad diferente de nomenclaturas que pueden utilizarse en lugar de decir vagina y pene?. Por tanto, nuestra recomendación clara es que uséis el nombre apropiado para cada cosa.

ESCUCHÁNDOLOS. ¿Qué te están pidiendo conocer? ¿Qué necesitan saber?

PREGUNTÁNDOLES. ¿Qué conoces del tema? ¿Qué has oído hablar sobre este tema?

¿Cómo responder a tus hijos de dónde vienen? Pues podemos ponerte un ejemplo, pero tomátelo como tal, un ejemplo. Estoy segura que tu encontrarás la mejor manera de hacerlo, pero ten en cuenta que las edades de tus hijos, 8 y 10 años, se les puede hablar con naturalidad utilizando los términos correctos.

Los adultos después de pensar en ello deciden tener niños. Para ello mamá y papá querían tenerte, hacerse cargo de ti y dedicarte tiempo. Por ello, en intimidad, se abrazan y se besan porque se quieren y se produce la fecundación. (Ten en cuenta que cada pareja se une por cosas distintas. El riesgo a veces es hablar únicamente de genitalidad, pero la sexualidad implica mucho más, es una manera de relacionarse. No sólo se une espermatozoide y óvulo, cada pareja se une por deseos, intimidad, amor, pasión… Y esto es importante nombrarlo). Esto se produce porque el espermatozoide se une con el óvulo, es decir, para ello el pene se introduce en la vagina y se forma el feto. No siempre que ocurre esto se produce una fecundación y algunas parejas necesitan ayuda para ello. (Por supuesto, también se puede hablar que algunas parejas han de buscar ayuda para ello, de niños adoptados, o de donación de gametos. Esto nos llevaría más tiempo, pero en este caso tomamos este ejemplo en concreto). Ten en cuenta que ellos seguramente han hablado de la fecundación de los animales en el cole, puede que les suene. La célula que se crea se va dividiendo y se va formando el bebé en la tripa de mamá. Ahí se alimenta a través del cordón umbilical. Pasado un tiempo, cuando el bebé está preparado, se produce el parto. Es el momento del nacimiento, donde te conocimos, los bebés pasan a través del canal del parto, saliendo por la vagina. Para nosotros fue una gran alegría tenerte en brazos, verte la carita y por fin tenerte.

 

¿Qué te cuesta hablar del tema? ¿Qué te parece ayudarte de cuentos o materiales que hay en el mercado?

Aquí te facilitamos algunos que nos parecen de calidad y que también nos han ayudado para realizar este post.

Raquel Huéscar