Hola buenos dias escribo para que por favor si pudiera ser dedicaran un tiempo en subir cosas para mamis (como yo) que han perdido un bebé o un embarazo….para poder superar la pérdida. …yo ya no sé qué hacer. ..perdí a mi principe en octubre y estaba de 5 meses…fue un palo muy grande que esta acabando conmigo…ya no soy la misma…algo de mi murió con mi pequeño amor.

 

Hace unos días una mamá nos preguntaba por su dura situación a través de un correo, por lo que pensamos que igual además de intentar ayudarla a ella habría muchas familias en una situación similar. Perder un hijo, sufrir un aborto… ¿se puede superar algo así?

En primer lugar me gustaría comentar que pocas situaciones vitales se me ocurren más duras que la pérdida de un hijo. Quienes han pasado por ello lo saben, pero para los que sois padres, sólo con el hecho de imaginarlo imagino que se os ponen los pelos de punta. La descripción sería algo así como quien pierde una parte de su cuerpo, un brazo o una mano. Llegas a acostumbrarte con el tiempo a hacer tu vida, pero siempre va contigo. Además de, como ya veremos, muchas personas te rehuyen porque les genera ansiedad y angustia que no saben manejar.

Desafortunadamente es algo más frecuente y habitual de lo que nos pensamos. Las estadísticas nos dicen que esta situación afecta a muchísimas mujeres embarazadas y sus familias, además de las muchísimas muertes que se producen en bebés al poco de nacer.

Sin embargo, lo más significativo es el silencio que existe alrededor del tema, además del desconocimiento. Imaginaos que en España no existe un registro para los bebés que mueren antes de nacer o antes de las 24 horas tras su nacimiento.

¿Desde cuándo una mamá comienza a ser mamá? Desde luego desde el momento en el que un niño es imaginado por sus padres, concebido, ya aparece en las expectativas y esperanzas de sus padres. Por tanto, pese a quien le pese, una mamá gestante ya es mamá y se va construyendo como tal. Por tanto, todo intento del entorno por negar la importancia de la pérdida, por animar diciendo que puedes tener más hijos… son infructuosos y frustrantes. Por lo que nos comentas en tu mail, al estar de cinco meses imagino que te encontrabas tranquila y confianda. Digamos que después de las 12 primeras semanas, las familias se relajan y piensan que todo va ir perfecto. No estamos preparadas para algo así.

Embarazo

Es difícil hacer unas recomendaciones generales, todo dependerá de muchos factores individuales, de cada mujer, pérdida, familia y apoyo percibido. Pero nos aventuramos aquí a dar algunas ideas que creemos pueden ser de utilidad:

1) Habla, expresa tus temores y necesidades. Busca aquella persona que te ofrezca comprensión y compasión necesarias.

2) Detecta los sentimientos de culpa. Es muy frecuente buscar razones y, en los duelos, y específicamente después de un aborto, es habitual echar la vista atrás y pensar ¿y si fue por…? ¿Y si yo hice tal y tal cosa?. Por favor, destierra cualquier sentimiento de culpa o responsabilidad.

3) Busca un grupo de apoyo en tu localidad. A veces es útil hablar y encontrar comprensión en otras personas que han pasado por tu situación o similar.

4) Guarda algunos objetos relacionados con el niño, la historia clínica, las ecografías. Con el tiempo a muchos papás les reconforta.

5) Aprende a reencontrarte y a querer tu cuerpo de nuevo. Ten en cuenta que en el embarazo, el bebé es vivido como parte de una misma. Por lo que después de una pérdida, los sentimientos de vacío son normales y frecuentes. Tienes que aprender a confiar de nuevo en tu cuerpo.

6) La cuestión es que, con el tiempo, unas veces más que otras, una puede llegar a cierta “reconciliación“, integrando la pérdida en tu vida diaria y asimilándola.

7) Si ves que la tristeza, la rabia, irritabilidad o culpa persiste demasiado, busca ayuda profesional.

 

GRUPOS DE APOYO TRAS LA PÉRDIDA

Madrid
Umamanita GAP – Grupo de Apoyo a la Pérdida

Barcelona
Grupos GAM

Alicante
www.educer.es/aledevida

Valencia
www.sarajort.es

Valladolid
www.reddemar.blogspot.com.es

 

Y mucho ánimo y muchos abrazos. Con el tiempo, aunque no olvidarás, podrás dejar ir tu dolor más intenso y estar preparada para vivir otras experiencias.

 

Raquel  Huéscar